El Hongo Devorador de la Salamandra

La salamandra común (Salamandra salamandra) se encuentra en serio peligro de extinción en Europa. En los últimos años, la población de este anfibio ha descendido dramáticamente en Holanda, Bélgica y Alemania.

La causa es un hongo de origen asiático, llamado Batrachochytrium salamandrivorans, también conocido por el nombre poco tranquilizador de 'devorador de salamandras', que transmite una enfermedad que infecta la piel de estos animales, provocando una necrosis que les conduce a la muerte en pocos días.

Los datos son alarmantes, tal y como muestra el estudio realizado por investigadores del equipo del científico Benedikt Smichdt, de la Universidad de Zurich (Suiza), publicado esta semana en la revista Nature.

“Tan solo el 13% de las salamandras infectadas sobrevive durante los 10 días siguientes”, explica Smichdt. “Además, los resultados muestran que un tercio de las salamandras sanas se infectan por el hongo en ese mismo periodo”, añade. Según An Martel, coautora del estudio y científica en la Universidad de Gante (Bélgica), a este ritmo no es de extrañar que una población infectada pierda a más del 90% de sus individuos en pocas semanas antes de desaparecer.

El hongo, llegado a Europa probablemente a través del comercio de anfibios exóticos, aún no se ha encontrado en Suiza. “Hacemos lo posible para asegurarnos de que esto no ocurra y que la enfermedad no se extienda”, advierte Smichdt.

El ‘devorador de salamandras’ tiene unas propiedades epidemiológicas únicas que lo convierten en el patógeno perfecto y en un enemigo mortal para estos anfibios. Los experimentos han demostrado que, una vez infectadas, la salamandras no tienen tiempo para reaccionar y resistir a la enfermedad. El mero contacto con sus esporas es suficiente para contraer la infección que les produce la muerte.


(c) 2018 - ZONA CIENCIA