La Primera Detección de PLUTÓN en Rayos-X

La primera detección de Plutón en Rayos-X se ha realizado usando el observatorio Chandra en conjunción con las observaciones realizadas por la sonda New Horizons. Durante la aproximación y el sobrevuelo de Plutón entre 2.014 y 2.015, el observatorio Chandra realizó 4 observaciones, detectando en cada una de ellas Rayos-X de baja energía. En la imagen debemos tener varias cosas presentes, la primera es que hay una gran diferencia en la escala entre las imágenes óptica y en Rayos-X. La sonda New Horizons hizo un sobrevuelo cercano del planeta enano mientras Chandra se localiza en la órbita de la Tierra, por lo que el nivel de detalle es muy diferente.

La imagen de Rayos-X abarca un total de 290.000 kilómetros, pero el planeta enano no mide más de 2.400 kilómetros de diámetro. Por tanto Plutón es el punto de origen de los Rayos-X y siendo este el máximo detalle que logra la imagen de Chandra.

Detectar Rayos-X en este mundo es algo sorprendente ya que es un cuerpo frío y rocoso sin campo magnético, por lo que no tiene mecanismos naturales para emitirlos. Sin embargo los científicos saben de observaciones previas de cometas que la interacción entre los gases que rodean los objetos planetarios y el viento solar puede crear Rayos-X.

Los investigadores están muy interesados en aprender más acerca de la interacción entre los gases de la atmósfera de Plutón y el viento solar. Dado que la sonda lleva el instrumento SWAP para medir la actividad solar, los científicos han examinado los datos y creen que Plutón tiene una pequeña zona de arco de choque donde el viento solar se encuentra con Plutón, con una pequeña cola tras el planeta enano.

La primera sorpresa llega cuando se descubre que el brillo de los Rayos-X es mucho mayor del esperado para que sea causado por el viento solar chocando con la atmósfera de Plutón. Además es más sorprendente aún si tenemos en cuenta que New Horizons descubrió que la atmósfera es más estable de lo que se pensaba y no está escapando del planeta enano. De hecho la interacción con el viento solar es muy parecida a la que ocurre en Marte, pero a esa gran distancia del Sol el viento solar es mucho más débil.

Entre las teorías que se barajan está la posibilidad de que la cola de gases de Plutón sea mayor que la detectada por SWAP y que la resolución de Chandra no permita ver esto en la imagen. También está la posibilidad de que los campos magnéticos interplanetarios están enviando más partículas de las esperadas en el entorno de Plutón, o incluso que la baja densidad del viento solar a la distancia de Plutón permita la formación de toros de gases neutrales alrededor de la órbita de Plutón. Serán necesarias imágenes de mayor resolución en el futuro para conocer la verdadera causa.

(c) 2018 - ZONA CIENCIA